Header Ads

Rueda de prensa con Oliver Nakache y Eric Toledano, directores de 'C'est la vie!'


El pasado 24 de enero tuvimos la suerte de poder asistir al evento en Barcelona del pase de prensa de presentación de la película 'C'est la vie!' (podéis leer su crítica aquí). Con motivo del estreno, los directores de 'Intocable' y 'Samba', se dejaron caer por Barcelona y las preguntas que contestaron en el evento de prensa fueron las siguientes:

Pregunta: Respecto al número de personajes hemos observado como en ‘Intocable’ prácticamente sólo había dos protagonistas, en ‘Samba’ estos ya pasaban a ser cuatro y, ahora, encontramos dos docenas de personajes en ‘C’est la Vie’, ¿Supone el aumento de personajes una tendencia in crescendo en vuestras películas? 

Respuesta: En esta película teníamos la necesidad de rodearnos de mucha gente con cualidades muy distintas y de imponernos, a la vez, una serie de limitaciones respecto al entorno y a la temporalidad, ya que hacerlo en una única noche era algo que nos entusiasmaba. 

P: Hemos podido ver muchas películas de bodas a lo largo de la historia del cine, de hecho, constituyen prácticamente un género por si mismo ¿Qué películas habéis tomado como referencia? Y, a la vez, ¿Cómo os habéis alejado de las mismas para no caer en la repetición? 

R: Cada vez que hacemos una película sobre un tema determinado intentamos encontrar referencias. Por ejemplo, en el caso de ‘Intocable’, vimos ‘My left foot’ y ‘Profumo di donna’ y, en esta ocasión, hemos buscado en ‘The Marriage’ y nos hemos inspirado también en un fragmento de ‘Relatos Salvajes’ realmente emocionante, que está bien filmado, que hace reír, …. 

Respecto a la cuestión de no caer en la repetición, las películas francesas sobre el tema son bastante malas y débiles y, frecuentemente, se centran en aquello que pasa a los invitados, mientras que las películas procedentes de Estados Unidos se centran únicamente en el amigo del novio, en la amiga, en un invitado concreto, … De ahí, que nos haya sido bastante fácil encontrar un punto de vista diferente basado en todo aquello que pasa entre los vestidores de esta boda. 

P: En ‘Samba’ ya pudimos ver un Omar Sy fregando platos, ¿En ese momento ya teníais una pista de lo próximo que vendría o no tenías ni idea de que el siguiente proyecto iba a ser ‘C’est la Vie’?

R: Sí que es verdad que cuando estás filmando una película ya tienes en mente la próxima que vas a filmar y, en este caso, nos apetecía hacer una película filmada entre vestidores, en una zona más alegre e iluminada, con invitados importantes y otros no tanto, … 

P: ¿Durante la grabación de la película hubo tanto caos y descontrol como puede ver el espectador en el resultado final? 

R: Todo estaba cuidadosamente estudiado y preparado, pero al igual que le pasaba a Max (el jefe de catering) también tuvimos que hacer frente a un par de imprevistos. Por ejemplo, en Francia no llovía desde hacía mucho tiempo por lo que pensábamos hacer una boda bajo el sol, pero en el momento de la verdad los arboles caían uno detrás del otro, así que nos tuvimos que adaptar… pero ¡C’est la Vie! 

P: ¿Cuánto hay de ficción y cuantas cosas de cierto? ¿Hay alguna cosa que hayáis vivido en primera persona o que os hayan contado personalmente?

R: Lo único cierto son esos pastelitos de hojaldre de anchoa… Pero fuera bromas, sí que hay bastante de cierto en la película porque hace veinte años para financiarnos la producción de nuestros cortometrajes estuvimos haciendo varios trabajillos como personal de un servicio de catering, algo que, sin duda, quedó como parte de nuestra propia experiencia. Además, también hemos tenido de cerca a personas que se dedican exclusivamente al mundo del catering. 

P: ¿En la fase de escritura de la película ya teníais claro que Gilles Lellouche (James) había de ser el DJ? ¿O fue una segunda o tercera opción? 

Pues sí, la verdad es que es una persona que ya ha hecho imitaciones en otras ocasiones y tiene gracia en algunos idiomas (y en otros no tanto), así que ha sido bueno incorporarlo, lo hemos visto en Italia y sí, es un personaje cómico. 

P: Omar Sy ha trabajado tanto en ‘Intocable’ como en ‘Samba’ y, en esta película, el personaje de Adèle (Eye Haidara) recuerda a él en varias ocasiones ¿Es casualidad u os ha traicionado el subconsciente? 

R: Es totalmente curiosidad, se parece a Omar, pero no, lo que pasa es que es una actriz fantástica que no había hecho nada antes y nos gusta ir a buscar actores y actrices jóvenes y novatos para mezclarlos con los más veteranos, ya que siempre da buen resultado. 

Quizá, pero, sí que tengan algo en común y es que en el caso de Omar le dieron el premio César, que es como el Goya a mejor actor, por ‘Intocable’ y el 30 de enero esperamos que Eye Haidara esté entre las cinco nominadas para recibir el mismo galardón. 

P: Tanto en ‘Samba’ como en ‘Intocable’ había cierta crítica social, había multiculturalidad, había inmigración, … ¿Qué oportunidad os daba una boda para volver a tratar estos temas, si es que realmente querías hacerlo? ¿Como veis Francia a través de esta película, es decir, si fuera en España sería diferente o que tiene de particular de la sociedad francesa?

R: Sí, refleja la sociedad francesa pero el reflejo no se encuentra especialmente ni entre los invitados ni entre los protagonistas de la boda, sino en los miembros del equipo de trabajo que están detrás de esa boda; son un reflejo de lo que es la clase media francesa. Son personajes trabajadores que tienen que coordinarse para que todo vaya bien y que deben conseguir convivir entre ellos. 

De ahí, que la música desempeñe un papel tan importante: todo empieza por el caos, las cosas parecen que van a salir todas mal, pero acaba con un punto álgido de armonía musical, es decir, que en 24 horas, la boda y la organización de la boda consiguen reflejar la sociedad francesa actual, ya que parece que todo el mundo se enfrenta y que no encuentra un punto en común, pero, al final, cada persona asume y encuentra su papel. 

P: ¿Alguien se ha molestado por el hecho que le hayáis dado ese toque hortera a la boda con la música de Patrick Sébastien, cantante francés que encontramos en la música de las bodas más populares y en las clases más bajas?

No, en ese sentido no ha habido ningún tipo de reacción. Puede, que a Patrick no le haya gustado mucho verse ahí representado, pero la única reacción la hemos recibido por parte de los fotógrafos de bodas que han venido a decirnos… ¡Oye, no nos matéis todavía que aún seguimos trabajando!



No hay comentarios