Header Ads

John Williams y la música de 'Star Wars' [Especialies]

¿A quién no le ha venido a la mente el tema de 'Tiburón' mientras se daba un baño en la playa y se adentraba más de la cuenta en el mar? ¿Quién no ha cantado el tema de 'E.T' mientras corría en bicicleta imaginando que de pronto la bici se elevaba y volaba por encima de las casas? ¿Hay alguien que no haya empezado a tararear el tema de 'Indiana Jones'… y de pronto y sin darse cuenta haya cambiado al de 'Superman'? (pensadlo, seguro que os sorprendéis).

John Williams es uno de los culpables de marcar nuestras vidas con recuerdos musicales imborrables asociados a grandes películas, muchas de las cuales no serían tan míticas sin sus memorables bandas sonoras.
A mediados de los 70 la carrera de John Williams había despegado. Era un compositor conocido y ya había ganado 2 Oscars ('El Violinista en el Tejado' y 'Tiburón') y fue Steven Spielberg el que recomendó a George Lucas que le escogiera para poner música a su epopeya espacial. George Lucas pensaba recurrir a temas clásicos para ambientar su película, igual que Stanley Kubrick en '2001' y fue el propio Williams el que le convenció de que crear una BSO totalmente nueva ayudaría a dar mucha más personalidad a la película. 


Una de las particularidades de Williams a la hora de componer es la de dotar a cada personaje de un leitmotiv o tema característico, cosa que ayuda a acentuar y transmitir las sensaciones y características de los personajes de la película, y la BSO de 'La Guerra de las Galaxias' es un claro ejemplo. La fanfarria con la que se abre cada una de las películas de 'Star Wars' es el himno más reconocible de toda la saga y puede considerarse también como el tema dedicado al héroe de la historia. Según el propio Williams, el tema quiere evocar heroísmo y aventura, cualidades que podemos asociar a Luke Skywalker. Asimismo, el tema de la Princesa Leia describe perfectamente esa dualidad que tiene el personaje, una dulce y romántica princesa que espera a que su príncipe la rescate pero que al mismo tiempo es una guerrera valiente que no dudará en empuñar las armas si es necesario. 
Pero no sólo podemos reconocer temas dedicados a personajes. En ocasiones la música puede llevarnos directamente a un planeta como Tattoine y hacernos sentir sus paisajes áridos, notar cómo los Jawas o los Moradores de las Arenas nos observan. Podemos percibir el ambiente de maldad y vileza del puerto espacial de Mos Eisley tal y como Obi Wan Kenobi le advierte a Luke a su llegada. El peligro acecha en cada esquina y la música ayuda a enfatizar ese sentimiento. Al oír las primeras notas del tema dedicado a Obi Wan podemos imaginar al viejo Ben Kenobi susurrándonos sus enseñanzas al oído. Una melodía capaz de hacernos entender algo tan abstracto y difícil de explicar como es La Fuerza, y que podríamos decir que sirve también como tema dedicado a todos los caballeros Jedi.  
Williams creó una BSO clásica, influenciada e inspirada por compositores como Richard Strauss y posiblemente condicionado por las presiones del propio George Lucas. El éxito posterior del film y su música permitieron una mayor libertad creativa de Williams en sus posteriores secuelas, cosa que podemos apreciar sobretodo en la partitura de 'El Imperio Contraataca'.


En ésta ocasión Williams no está sujeto a la premisa de que el espectador no conozca a los personajes ni la situación que plantea. Todos nos hemos familiarizado con el universo de 'Star Wars' y es entonces cuando da rienda suelta a su creatividad y compone la mejor BSO de toda la saga galáctica.  
Igual que el film, la música es mucho más más tenebrosa. Toda la luz, la inocencia que nos descubría 'La Guerra de las Galaxias' aquí se torna oscuridad y maldad. Ya nos lo anuncian los créditos iniciales: “Son tiempos adversos para la Rebelión…” La Alianza Rebelde ha tenido que huir, el Imperio domina la galaxia y el poder del Lado Oscuro es más fuerte que nunca. 
El tema de Darth Vader se convierte al instante en el más amenazante de toda la saga. Cada vez que la "Marcha Imperial" suena en el film, las imágenes quedan impregnadas de la maldad que el propio Vader desprende. Un tema contundente para un personaje tenebroso.


Toda ésta oscuridad se ve compensada con el tema de amor que ilustra el romance entre la Princesa Leia y Han Solo, que empieza tímidamente recordando al propio tema de la Princesa pero que evoluciona para mostrarnos la relación entre los dos personajes, y que muestra ese amor que se profesan y que es súbitamente interrumpido por la criogenización de Solo. Es en ese instante cuando el tema de amor se convierte en la Marcha Imperial, subrayando así el dramatismo del momento. 
En 'El Imperio Contraataca' conocemos por fin al maestro Yoda, con un tema que desprende las características principales del personaje: bondad y sabiduría, y aunque al principio Yoda se nos presente como un ser curioso y un tanto maleducado, la música ya nos adelanta su importancia dentro de todo el arco argumental.  

Al igual que en 'La Guerra de las Galaxias', algunos de los escenarios en los que acontece la historia tienen también su momento en la BSO. En Bespin, la ciudad en las nubes, oímos un tema que describe lo enigmático del lugar. A priori, los personajes estarán a salvo, pero al mismo tiempo desconfían de todo aquel que habita el lugar, como si de alguna manera ya esperasen ser traicionados por Lando Calrissian.
En el remoto planeta helado de Hoth sobresale el tema dedicado a la batalla inicial. Aquí, la música alterna los momentos en los que vemos a los Rebeldes, con música más enfática y alegre, con la entrada en escena de los AT-AT que intentan aplastar (literalmente) la base Rebelde, y donde la música acompaña perfectamente los pasos lentos y pesados de las naves del Imperio.

Con el estreno de 'El Retorno del Jedi' volvemos a una BSO mucho más luminosa. La conclusión de la trilogía es considerada por el gran público la peor de las tres películas y su BSO es también la menos acertada, tal vez porque lo endeble del argumento contagió a John Williams a la hora de componer. Aún así, estamos hablando de una BSO excelente. 
Como nuevos personajes de la saga, los Ewoks tienen también su tema principal, un tema amable y con cierto tono mágico, que al igual que el tema de la princesa Leia en 'La Guerra de las Galaxias' nos muestra la personalidad de los habitantes de Endor: graciosos y amigables peluches pero también valientes guerreros. En ésta ocasión, el villano de la función está a cargo de Jabba el Hutt, al que podemos reconocer por el sonido de una tuba que perfectamente describe la personalidad de éste mafioso galáctico. 
El desenlace de la saga termina alternando batallas en Endor, luchas espaciales en la Estrella de la Muerte y el duelo entre Vader, Luke y el Emperador, aunque el momento más destacable musicalmente hablando lo encontramos cuando Vader, ya moribundo, muestra su verdadero rostro a su hijo. La Marcha Imperial, que hasta ese momento infundía terror se convierte en una dulce melodía que remarca la mirada, hasta cierto punto de orgullo, de un padre a su hijo.


Sin duda, el momento más crucial en la carrera de John Williams fue cuando le confiaron la composición de la 'La Guerra de las Galaxias'. Significó su explosión mediática como compositor, pero los amantes de la música de cine también le agradeceremos eternamente que la llegada de una BSO tan clásica y sinfónica sirviese para devolver el protagonismo perdido a las grandes orquestas en el cine. 
Por esto y por todas sus composiciones, gracias Maestro.


No hay comentarios