La banda sonora de Marvel: antes del éxito

Las bandas sonoras de sus películas no han sido nunca una prioridad para Marvel, a pesar de contar con compositores de renombre. Sus primeras incursiones cinematográficas fueron regulares y el estudio, que la mayoría de veces no tenía poder de decisión para con sus personajes se limitaba a cobrar el cheque por los derechos de autor y poco más. 

Aún así, estos primeros pasos fueron una buena escuela para lo que nos llegaría después. Aciertos y errores que servirían para modelar el futuro universo cinematográfico que estaba por llegar.



HOWARD, UN NUEVO HÉROE (1986) - John Barry

Alguien debió pensar que ‘Howard, un nuevo héroe’ sería un éxito tremendo y que por lo tanto su bso debería estar a la altura y decidieron apostar por un compositor de renombre como John Barry, que acababa de ganar el Oscar por ‘Memorias de África’. Curiosamente, tal vez lo único positivo de la película sea su banda sonora, una magnífica composición sinfónica donde destacan los temas románticos, aunque, por buscarle una pega, quizá recuerden demasiado a los de ‘Memorias de África’. ¿Tal vez Barry recicló algún tema descartado…? 



BLADE (1998) - Mark Isham

Para la primera aventura del cazavampiros interpretado por Wesley Snipes, Mark Isham compuso una bso funcional donde hay poco a destacar. A pesar de que no era su primer trabajo para una película de acción, Isham pareció no encontrarse a gusto con el tono fantástico del film y acabó realizando un trabajo que se limita a acompañar las numerosas escenas de acción de la mejor manera posible permitiéndose incluir en ciertos momentos pequeños toques de música techno. 



X-MEN (2000) - Michael Kamen

Los X-Men son superhéroes diferentes. No son adorados por la sociedad, más bien al contrario. Hubiese sido del todo incoherente que en el acompañamiento musical a su primer film sonasen fanfarrias heroicas y rimbombantes. Michael Kamen compuso una bso que refleja perfectamente la idiosincrasia de los superhéroes mutantes aunque en un principio el compositor había escrito un score mucho más enérgico, algo a lo que Bryan Singer, director del film, se negaba tajantemente. El resultado final parece ser un acuerdo entre ambos y la bso contiene heroísmo y oscuridad a partes iguales. 



BLADE II (2002) - Marco Beltrami

Poco necesitaba Beltrami para superar la mediocre bso de Mark Isham para el primer ‘Blade’. Lo consiguió con el primero de sus cuatro trabajos para una película con sello Marvel con un score muy dinámico, en el que además supo conjugar muy bien la orquestación más clásica con la introducción de la música electrónica, habitual de producciones del estilo. 



SPIDER-MAN (2002) - Danny Elfman

Danny Elfman ya tenía experiencia en esto de musicar films de superhéroes gracias a las dos películas de Batman dirigidas por Tim Burton. Elfman parece querer auto homenajearse al escribir una partitura que recuerda a la de Batman pero dotándola de mucha más alegría, algo totalmente lógico al ser Peter Parker es un superhéroe mucho más jovial y optimista que el en ocasiones deprimido Bruce Wayne. La de ‘Spider-Man’ es una bso moderna y con el estilo inconfundible de Danny Elfman, que refleja el espíritu festivo que Sam Raimi quiso darle a las aventuras del hombre araña. 



DAREDEVIL (2003) – Graeme Revell

‘Daredevil’ es el ejemplo perfecto de película de superhéroes hecho sin más motivo que aprovechar la moda del momento. Hecha con demasiadas prisas y con poco respeto por el personaje, la película no es una maravilla y poco podemos decir de su bso. A pesar de que su tema principal no está nada mal, Revell se carga cualquier momento mínimamente bueno musicalmente hablando insertando horribles fragmentos de música electrónica. 



X-MEN 2 (2003) - John Ottman

Bryan Singer ya quería que John Ottman fuese el compositor de la primera película de X-Men pero por problemas de agenda tuvo que ‘conformarse’ con Michael Kamen. Por eso cuando fue confirmado como director de la secuela, se aseguró de que Ottman estuviese disponible. Éste acabó componiendo una bso que sigue la línea de la anterior película, incluyendo coros para dar mucho más énfasis a ciertos momentos de acción pero que en general no consigue superar la obra de Kamen. 



HULK (2003) - Danny Elfman

A poco de empezar la post producción de la película, alguien pensó (acertadamente) que Michael Danna, el primer compositor contratado no era el adecuado para musicar las aventuras de Hulk así que se recurrió al bueno de Elfman más acostumbrado a las partituras de superhéroes. Tal vez las prisas a la hora de componer hicieron que la bso de ‘Hulk’ no estuviese a la altura de lo que se esperaba de él. No es un mal trabajo en absoluto pero sí que con algo más de tiempo hubiese podido ser mucho más completo. Aun así, el buen hacer del compositor hace que podamos reconocer su mano detrás de cada uno de los temas. 



THE PUNISHER (2004) - Carlo Siliotto

Carlos Siliotto aprovecha que Frank Castle es un personaje violento y resolutivo, un ser solitario que recuerda a un cowboy para otorgar aires de western en algunos momentos de la bso, algo que apreciamos sobretodo en su tema principal. Siliotto sorpende con una bso muy delicada, algo que no hubiésemos esperado de un score dedicado a un personaje como Castle.  



SPIDER-MAN 2 (2004) - Danny Elfman 

Mientras trabajaba en la partitura de ‘Spider-Man 2’ Danny Elfman empezó a trabajar también en las dos siguientes
 películas de Tim Burton (‘Charlie y la fábrica de chocolate’ y ‘La Novia Cadáver’). Al no poder compaginar las tres películas, el estudio decidió contratar a John Debney y Christopher Young para componer temas adicionales por lo que la bso de ‘Spider-Man 2’ puede parecer algo desconcertante. Mucho más épica y enfática que su predecesora, destacan los temas dedicados al Dr. Octopus. 



BLADE TRINITY (2004) - Ramin Djawadi

Ésta fue una de las primeras composiciones en solitario de Ramin Djawadi, compositor crecido bajo la batuta de Hans Zimmer. Aunque posteriormente ha desarrollado una carrera interesante, en el momento de componer la bso de ‘Blade Trinity’ se limitó a imitar el estilo que tanto Mark Isham como Marco Beltrami habían utilizado en las dos anteriores películas, dando eso sí, un toque algo más moderno.  




ELEKTRA (2005) - Christophe Beck

Partitura extraña e incómoda la del canadiense Christophe Beck para el spin-off salido de ‘Daredevil’. En ella mezcla diferentes clases de orquestación con sonidos generados por ordenador con la idea de dotar a la bso de un aire más onírico, algo que consigue pero que hace particularmente difícil la escucha del álbum. 



LOS 4 FANTÁSTICOS (2005) - John Ottman

La traslación al cine de las aventuras de Los 4 Fantásticos supuso un jarro de agua fría para los fanáticos del cómic. La película tiene un enfoque demasiado infantil y Ottman, que parece ser el único que se dio cuenta que a la película no había por dónde cogerla, compone una bso exageradamente heroica, recurriendo en demasiadas ocasiones al rimbombante tema principal para intentar insuflar algo de emoción al conjunto. 



X-MEN 3: LA DECISIÓN FINAL (2006) - John Powell

Estamos posiblemente ante la mejor bso de toda la saga de los X-Men. John Powell consigue una música brillante y potente. En esta ocasión la música sí que cuadra perfectamente con la épica de las imágenes y la bso va in crescendo hasta llegar a un final totalmente apoteósico en el que Powell imita al personaje de Jean Grey, desatando todo su poder. 



GHOST RIDER (2007) - Christopher Young

El aspecto gótico, siniestro y sobrenatural del personaje está interpretado a base de guitarras de rock duro en la partitura de Christopher Young, que parece sentirse más cómodo con la parte más siniestra del film, con Nicolas Cage transformado en Ghost Rider que no cuando muestra su aspecto humano. Es entonces cuando ofrece los mejores momentos, con una orquestación vigorosa y potente. 



LOS 4 FANTÁSTICOS Y SILVER SURFER (2007) - John Ottman

Dicen que cuando algo funciona no hay por qué tocarlo… pues eso es lo que pasó con ‘Los 4 Fantasticos y Silver Surfer’. Nadie de los involucrados en la película arriesgó lo más mínimo y prácticamente presentaron una película que no aportaba nada nuevo a lo presentado en el primer film. Ottman, de nuevo encargado de componer la bso puso el piloto automático y tirando de oficio entregó un trabajo correcto sin más. 



SPIDER-MAN 3 (2007) - Christopher Young

Si para la 2ª entrega de Spider-Man Danny Elfman pareció no estar demasiado interesado en trabajar en ella, para la 3ª directamente se autodescartó. En su lugar se contrató a Christopher Young, que ya había completado el score de la anterior película y su trabajo acabó siendo el mejor de las 3 películas dirigidas por Sam Raimi. El score de Young ayuda a elevar el nivel de una película mediocre, manteniendo eso sí, el tema principal, obra de Elfman y con música adicional compuesta por Deborah Lurie y (de nuevo) John Debney.



PRÓXIMAMENTE...

Carlos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram