Header Ads

Verónica. Paco Plaza quiere su hueco en la historia del cine de terror español [Cine]

¿De qué va?

Inspirada en hechos reales. Verónica (Sandra Escacena) es una joven de 15 años que hecha de menos a su padre recientemente fallecido. Por ello, decide hacer uso de la ouija para poder comunicarse con él. Lo que no sabe es que sus acciones desencadenarán todo tipo de actividades paranormales, poniendo su vida y la de los de sus seres queridos en peligro. 


La crítica

Es un hecho que en 2007, junto a Jaume Balagueró, Paco Plaza hizo historia dentro del genero de terror español al mostrar al mundo la que sería su mejor obra: '[Rec]'. Aunque su segunda entrega aguantó bastante el nivel de su predecesora, las dos siguientes (dirigidas por separado) dejaron mucho que desear. De hecho, desde que Plaza rodó '[Rec] 3: Génesis' no había vuelto a rodar ningún largometraje hasta el año pasado. 

Con 'Verónica', Paco Plaza reivindica su sitio en el panorama cinematográfico actual, demostrando que sabe hacer buen cine de terror. Ofrece al público una cinta llena de posesiones, demonios y fenómenos paranormales y, lo mejor de todo, es que está inspirada en hechos reales, concretamente en base al informe del policía encargado del caso.


Todo comienza con tres adolescentes que tratan de comunicarse con los muertos a través de la ouija, dejando abierto, sin querer, el portal del más allá. A partir de ese momento, la obra adquiere un gran ritmo que no cesa en su empeño de agobiar al espectador cada vez más.

La tensión está presente en gran parte del metraje gracias al ambiente generado por su director, cuyo empeño en angustiar al espectador es incesante. No deja ni un solo minuto de metraje para darnos un respiro. Obligándonos, así, a no bajar la guardia ya que puede ocurrir cualquier cosa cada vez que Verónica dobla la esquina.


Cabe destacar que la tensión derivada del ambiente sofocante está propiciada en buena parte por los propios personajes del film. Destacando a Verónica, cuyo personaje es quién más recibe con diferencia. Apenas disfruta de algún momento de felicidad y su vida es un caos plagada de desgracias (a cada cual peor): no solo debe preocuparse de los demonios que la persiguen, sino que, encima, está totalmente sola al hacerse cargo de sus tres hermanos menores y no recibir apoyo alguno. 

Verónica bien podría haber sido una sensual adolescente víctima de todas sus desgracias familiares, pero Plaza le da vida al personaje. Retratando una heroína que demuestra que, por mucho que le eches encima, va a seguir luchando sin rendirse. No solo por ella, sino también por sus hermanos pequeños. Así, la joven y novel Sandra Escacena se carga a sus espaldas la película y lleva el personaje a lo más alto, ya que sin ella la obra no gozaría de esa calidad final.


La cinta no solo trata de Verónica, sino que cada uno de los personajes aporta su granito de arena. Empezando por sus tres hermanos: Antoñito (Iván Chavero), Irene (Claudia Placer) y Lucía (Bruna González), quienes ya presentan de forma especial en los créditos como "los niños". Estos trastos hacen que la cinta avance viento en popa gracias al juego que dan, constituyendo el elemento más recurrente de Plaza durante la película. Además, la monja conocida como hermana muerte (Consuela Trujillo) es otro personaje que brinda un poco más de profundidad a la trama y dota a la obra de más carácter.

No obstante, hay un par de cosas que chirrían de 'Verónica'. Por un lado, su banda sonora, que aunque suena increíblemente bien, saca totalmente de la película. Es innegable su clara influencia por 'Stranger Things' y la sensación que queda como espectador es que le pegaba poco. Por otro lado, y en esta ocasión por puntillear un poco, pienso que de cara al final, por alargar algo más el metraje, se rodaron un par de escenas totalmente irrelevantes con el único fin de "hacer bonito". Realmente no aportaban nada y mucho menos en el momento de climax, cuando lo que apetecía era precisamente echar toda la carne en el asador.


Si en 2007 '[REC]' Paco Plaza decía "aquí estoy yo y vengo para quedarme", diez años después ha sabido dar al público una obra con una calidad increíble. 'Verónica' es, seguramente, de lo mejor que ha dado el cine español dentro del género de terror en los últimos años. Agobia y te mete en el mundo de Verónica desde el minuto uno.

Información de más

  • Es la primera película de Sandra Escacena.
  • La película presenta prominentemente al grupo de rock español "Heroes Del Silencio": cada canción no instrumental en la banda sonora de la película es por la banda, Verónica escucha a la banda en su Walkman, la habitación de Verónica tiene al menos 2 carteles y 1 calendario de la banda, Verónica usa una camiseta de la banda en la mayoría de las escenas nocturnas.
  • La película que Verónica está viendo cuando ella y sus hermanas y su hermano duermen juntos en la sala de estar es el clásico de terror español de 1976 '¿Quién puede matar a un niño?', por Narciso Ibáñez Serrador.
  • En una escena, Verónica descubre que su amiga invitó a una chica a jugar con el tablero Ouija. La amiga de Verónica menciona que esa chica salió con un chico que murió en un accidente de motocicleta. Esta es una referencia directa a los eventos en los que se basa esta película: tres chicas usaban la tabla Ouija en 1991 y estaban tratando de contactar a uno de sus novios, que en realidad murió en un accidente de motocicleta.

Nota final: 7 

No hay comentarios