Header Ads

American Horror Story: Coven. El despropósito hecho serie [Series]

¿De qué va?

Han pasado más de 300 años desde los turbulentos días de los juicios de Salem. Aquellas brujas que lograron escapar ahora están en peligro de extinción. Se están produciendo misteriosos ataques y por ello, deciden enviar a las más jóvenes a una escuela especial en Nueva Orleans donde puedan aprender a protegerse. Una de ellas es Zoe (Taissa Farmiga), que llega al lugar ocultando un terrible secreto. Además, alarmada por las recientes agresiones, Fiona (Jessica Lange), la bruja Suprema, decide volver al lugar para proteger a las suyas, y asegurarse de que nadie se interponga en su camino.

La crítica

Os pondré en situación: los guionistas de 'American Horror Story' venían de ofrecer una de esas temporadas que no pasan al olvido con 'Assylum'. Habían catapultado la serie hacía una calidad increíble con mil y una tramas, personajes profundos, complejos y muy interesantes. El ambiente era inmejorable. Con lo cual, no era de extrañar que la siguiente temporada, 'Coven', con temática de brujas, generase una expectación increíble, sobretodo después de ver 5 minutos del primer capítulo y su opening, que a mi parecer es de las mejores, como podéis ver:


Para mi decepción y la de muchos, la tercera temporada de 'American Horror Story' es para olvidar o para establecer un sinfín de memes, porque no se entiende que después de semejante obra maestra exista tal despropósito.

"Exageras". Ni de coña. 'American Horror Story: Coven' es una repetición constante de fallos de guión, no da tregua y a cada capítulo que pasa se vuelve peor. Para empezar no cumple con lo prometido en su opening ni en sus primeros compases: la obra no va de las brujas de Salem, de ese hecho histórico que marcó una generación y que es súper interesante, sobretodo desde el punto de vista de 'American Horror Story', el de las dos temporadas anteriores. 'Coven' va de como unas adolescentes "aprendices de bruja" superan su día a día con ese don, en una academia para jovencitas que no tienen dónde ir.
Con lo cual partimos de una premisa flojísima en comparación con las dos temporadas anteriores y que se aleja de lo que la serie de FX había ofrecido al público, pero bueno, podemos ver que se cuece y tal vez veamos una serie normal. Tampoco, los guionistas se empeñaron en que todo buen hilo argumental se fuese al garete o que todo personaje decente muriese sin decencia ni sentido.

Hablo de fallos de guión cuando aparecen personajes que no aportan absolutamente nada, que pasan por la serie, saludan y se van. Hablo de fallos de guión cuando elementos que podrían haber sido mejor explotados, que son muy golosos y hubiesen dado mucho juego, son ninguneados y llevados a la ridiculez más pura, desvaneciéndose así cualquier buena idea que pueda aportar un mínimo de decencia a la serie.
¿Y os acordáis de ese ambiente tenebroso y agobiante que creaba 'American Horror Story'? Aquél que jugaba con nuestros miedos, plagado de mal rollo, tan característico de la serie que la hacía única. Desaparece por completo. No sentiréis miedo, ni tensión, ni siquiera esa intriga sobre que pasará después, quién morirá o cómo acabará el episodio. Se cargan ese rasgo tan característico de la serie y deciden darle un trasfondo más parecido a un culebrón que a lo que venía siendo la famosa serie de FX. Es que más que 'American Horror Story' parece que se trate de una secuela de 'Sabrina cosas de bruja', solo falta el gato Salem.

Pero si algo se lleva la palma de "cagadas" es que los personajes principales, las brujitas, actúan sin ningún sentido. 
"Hoy te quiero, mañana te odio."

"Has intentado acabar con mi vida, seamos las mejores amigas."

"Dios, eres una guarra, no mereces mi amor. Juguemos al pilla pilla."

Estos son algunos de los ejemplos que definen la manera de pensar de las protagonistas. Sin sentidos, sin cohesión, es que no empatizas con ninguna porque no las entiendes, no sabes que piensan y no puedes prever ninguno de sus movimientos. Algunos pensaréis "PERO SI ESO ES BUENÍSIMO". Es buenísimo si hay un giro argumental que tiene sentido, pero no si el fundamento del cambio de pensar de un personaje se rige por nada.
La serie está, capítulo tras capítulo, en constante caída libre en la que el espectador piensa "en algún momento tocará fondo" o "seguro que lo arreglan, seguro", pero no. Cuando todo parecía que acababa y que ya nada podría ir a menos, empieza el último episodio con música de Stevie Nicks en plan videoclip y las brujas dentro de él. Ahí ya piensas: prepárate. MADRE MÍA menuda manera de tirar el último capítulo a la basura: muertes súper gratuitas, momentos de auténtica vergüenza ajena y un giro argumental forzadisimo. Supongo que intentaron cerrar todos los hilos argumentales abiertos para que no cantase mucho, pero canta. Como Stevie Nicks.

De hecho, cuando acaba la serie te vienen a la mente la cantidad de cosas que se han dejado abiertas o todas las cagadas argumentales sin sentido. Ves que 'Coven' es una serie teen malísima que no hay por donde cogerla. No entiendes porqué la misma gente que escribió 'Assylum', que es tremenda, escribiese esto. La única razón posible es que despidiesen a todos los guionistas.
En esta temporada no pinto absolutamente nada
Resumen rápido: 'American Horror Story: Coven' es una temporada para desechar. Solo se salvan las interpretaciones, el resto se puede ir de cabeza a la basura. Me dijeron que me saltase la temporada, yo dije: no será para tanto. Es cierto, no fue para tanto: fue peor.

Información de más

  • Ryan Murphy y Jessica Lange se hicieron tan buenos amigos durante la temporada 1 que Murphy consultó con la actriz al escribir a los otros personajes. Por ejemplo, Lange quería jugar una gran escena borracha y cantar en la temporada 2, también quería interpretar a una mujer elegante vestida con Chanel en la temporada 3 (por ello Fiona vestía tan elegante). Lange es también fotógrafa, y se sintió particularmente atraída por el mundo del circo, especialmente durante los años 50. De ahí el personaje de Elsa Mars, dueña de un espectáculo freak.
  • Angela Bassett y Gabourey Sidibe apareción en los créditos como "estrellas invitadas especiales" en la Temporada 3 que aparecen en 12 de los 13 episodios.
  • Connie Britton, que interpretó a Vivien en Murder House, quería desempeñar un papel en Coven, pero tenía compromisos con otra serie, 'Nashville' (2012).

¡Y un huevo que no!
Nota final: Imposible de evaluar

No hay comentarios