Header Ads

Todo el dinero del mundo. ¿Cuánto pagarías por el rescate de un familiar? [Cine]

¿De qué va?
Roma, 1973. Unos hombres enmascarados secuestran a un adolescente llamado Paul (Charlie Plummer). Su abuelo, J. Paul Getty (Christopher Plummer), es el hombre más rico del mundo, un magnate petrolero tan multimillonario como avaro. El secuestro de su nieto favorito no es razón suficiente para renunciar a parte de su fortuna.

La crítica

Siempre he sentido especial predilección por las películas basadas o inspiradas en hechos reales, porque lo que nos cuentan tiene algo de real y suelen ser historias muy curiosas. Aunque es cierto que muchas veces la ficción está presente en ellas, nos dan a conocer personajes o hechos históricos que no conocíamos antes. Con 'Todo el dinero del mundo', conoceremos al pintoresco J. Paul Getty, un hombre que amasó una fortuna y que casi deja morir a su nieto por no pagar el rescate.

Ridley Scott se pone al mando de una cinta que nos cuenta lo acontecido con el secuestro del nieto de una de las personas con más dinero del mundo (y de la historia). Más allá de mostrar el secuestro en si y como evoluciona el mismo, Scott ofrece quiere mostrar al publico como era de verdad Getty y hasta donde es capaz de llegar por gastar lo mínimo en conseguir lo que es suyo.
Pero la obra se queda ahí. Me explico: 'Todo el dinero del mundo' tan solo es otra película de secuestros más que lo único novedoso que aporta es el personaje de Getty, el resto es pura paja. Es cierto que el personaje de la madre, interpretado por una estupenda Michelle Williams, tiene muchísima fuerza y aporta mucho a la historia, pero la cinta no va más allá.

En todo su metraje no sientes especial tensión por lo que pasará, no sientes temor por lo que pueda ocurrirle al crío porque no te lo acabas de creer. No se puede negar que al tratarse de una obra de hechos reales la historia es lo que es, pero podría haberse generado mucha más expectación.

Seguramente todo ello sea la consecuencia que los propios personajes no crean esa tensión, aunque casi todos ellos tienen algo que te gusta. Como ya he comentado, el personaje de Williams, que encarna a la madre del secuestrado, Gail Harris, es el que se carga la película y hace que todo avance: es una mujer de armas tomar, quiere a su familia y hará lo posible por recuperar a su hijo. A su lado está la mano derecha de Getty, Fletcher Case (Mark Wahlberg), que no aporta nada. Es un personaje más que no te crees, es la sombra de Gail. Además de ellos, están Getty que gusta y sorprende lo muy cabezón que puede llegar a ser solo por dinero y Cinquanta (Roman Duris) el secuestrador del nieto de Getty.

La sensación que te queda al final es de haber visto una película que no ha sabido explotar todo lo que tiene. Por un lado tienes una buena base, ese hecho "histórico" sobre alguien rico que no quiere pagar un rescate por pura racanería. Por otro tienes a personajes que tienen algo, pero que en conjunto no crean un buen ambiente. Y el resultado final es que no te metes en la película, no sigues el secuestro como algo intenso sobre la vida y la muerte, no sufres especialmente por la víctima.
¿Es 'Todo el dinero del mundo' una mala película? No, pero es floja. Tiene muchos elementos que se pueden explotar mejor y deja un sabor agridulce. Flipas con Getty y Gail, pero no entiendes a Fletcher. Una pena.

Información de más
  • Jean Paul Getty tenía 80 años cuando su nieto fue secuestrado. Kevin Spacey, a la edad de 58 años, tuvo que ser proteticamente envejecido para parecerse a Getty, mientras que su reemplazo Christopher Plummer, a la edad de 88 años, no necesitó ninguna aplicación especial de maquillaje.
  • Mark Wahlberg había perdido 30 libras para su próxima película cuando se le pidió que regresara para volver a grabar. Sus trajes tuvieron que ser reacondicionados.
  • Después de que Kevin Spacey fuera reemplazado por Christopher Plummer, el director Ridley Scott decidió no mostrar a Plummer ninguna grabación de Spacey en personaje, ni siquiera contarle cómo Spacey rodó las escenas. Cuando terminó, Scott encontró que ambas interpretaciones eran bastante diferentes e igualmente efectivas en sus propios estilos particulares.
  • Las escenas vueltas a rodar para para reemplazar a Kevin Spacey con Christopher Plummer tomaron ocho días para filmar a un costo de $ 10 millones. También implicó que Mark Wahlberg y Michelle Williams tuvieran que regresar al conjunto de Roma durante las vacaciones de Acción de Gracias de 2017.
  • El 8 de noviembre de 2017, Sony y el equipo de producción de la película unánimemente optaron por reemplazar a Kevin Spacey como J. Paul Getty con Christopher Plummer. La decisión se tomó poco antes de un mes del estreno el 22 de diciembre. Esta fue la segunda vez que Ridley Scott se enfrenta a drásticos relanzamientos durante su carrera. Casi había tenido que abandonar Gladiator (2000) debido a la prematura muerte de Oliver Reed.

Nota final: 5 

No hay comentarios